Diario de metalurgia

Revitalum Mind Plus

Actualmente, la metalurgia es una parte que enmarca no solo los procesos de formación de plástico y la fundición, sino que al mismo tiempo tiene un estudio de grupos a escala macro. Los experimentos con microscopios metalográficos generalmente se suponen en esta dirección.

La microscopía es una parte que apareció hace varios cientos de años. Y solo era relativamente joven que otros tipos de microscopios comenzaron a usarse en la metalurgia. En las etapas de hoy, se necesitan durante el libro con materiales de ingeniería. Los microscopios metalográficos ya tienen una gran demanda en este campo, que se utilizan, entre otros, para buscar muestras de metal o sus fracturas. Existe la última tecnología de imágenes que se realiza en muestras opacas. Los microscopios metalográficos incluyen microscopios electrónicos, que permiten prestar atención a estructuras a nivel atómico y microscopios de luz, caracterizados por un aumento menor. Las observaciones realizadas con estas herramientas son muy importantes, porque gracias a esto podemos encontrar un nuevo tipo de microgrietas en el producto o iniciarlas. También es posible calcular la proporción de fase y determinar las fases exactas. Gracias a esto, también podemos determinar la cantidad y la forma de las inclusiones, así como muchos otros elementos importantes desde el punto de vista de la metalurgia. Por ejemplo, a menudo las observaciones microscópicas del material recién creado permiten una observación precisa de la estructura del material, por lo que en perspectiva podemos evitar muchas fallas no deseadas.

El uso de microscopios metalográficos es muy importante, porque gracias a esto podemos detectar rápidamente defectos materiales. Siempre tenga en cuenta que manejar este tipo de equipo es peligroso. Por esta razón, solo personas calificadas deben realizar pruebas en él.