La persona fisica emite la factura 2014

Cada contribuyente que vende productos a personas físicas es responsable de registrar el volumen de negocios utilizando una caja registradora. Es un estilo que permite aplicar liquidaciones adecuadas a las oficinas tributarias. Se sigue de la ley y es válido.

Drivelan Ultra

¿Qué pasa con el fracaso de una caja registradora fiscal?

Vale la pena ser entregado en el llamado efectivo de reserva en tales circunstancias. Cuidar de esto no es un requisito legal, por lo que en la planta de cada inversor hay que pensar en tal liberación por adelantado. Se recopila perfectamente en una forma diferente de situaciones de emergencia que requieren una reparación adecuada del equipo. En principio, la Ley del IVA establece claramente que si no es posible hacer un registro del volumen de negocios con un cajero de la reserva, el contribuyente debe dejar de vender. La oficina de reserva puede proteger contra el tiempo de inactividad innecesario e impredecible en la posición. Vale la pena recordar que la disposición para obtener fondos del fondo de reserva debe informarse a la oficina de impuestos, hablar sobre la falla de los muebles y utilizar el conocimiento de la comida de reemplazo.

Desafortunadamente, cuando se ha agregado mucho, la falta de una caja registradora, en esta caja de reserva, consiste en la necesidad de dejar de vender. Después de eso, no se puede crear una finalización de ventas, y tales fenómenos también son ilegales, se pueden crear con consecuencias en el papel de las altas cargas financieras. No se habla de la calidad en que el comprador le pedirá el recibo que se le debe.

Debería ser fácil informar acerca de la falla del servicio de reparación del reparador y de las impresoras fiscales netsp; pero también de las autoridades fiscales sobre el espacio en la creación de registros de tráfico para el período de reparación del dispositivo y, por lo tanto, los clientes con una brecha de ventas.

Solo en el caso de una subasta en línea, el empresario no tiene que interrumpir nuestro trabajo, pero esto conlleva el cumplimiento de varias condiciones: los registros deben indicar exactamente para qué productos se aceptó el pago; El pago debe ser recibido por correo electrónico o correo postal. En este caso, el vendedor, el contribuyente, tendrá el privilegio del último para insertar una factura con IVA.